Plaza Mayor de Riaza Julio 2012

Seguidores

viernes, 16 de marzo de 2012

EXPLORANDO A LA PRESA DEL GASCO


Con 180 millones de reales de presupuesto comenzaron en 1787 las obras  de la presa del Gasco,  situada en la confluencia de los Términos municipales de Torrelodones, Galapagar y las Rozas.
Lo que en origen iba a ser una presa que haría navegable un canal que uniría Madrid y Sevilla, ha quedado reducido a la presencia de sus ruinas, que acorde con estudios actuales, no había sido diseñada correctamente..
A día de hoy queda en bastante buen estado de conservación el muro sur.
Su enclave natural, sumado a la espectación de ver esta obra de ingeniería, hace que sea muy visitada por caminantes, corredores de trail running y ciclistas de montaña.


Recorrido en btt

Si bien el lugar es bastante conocido, no conseguía encontrar una ruta clara y asequible.
Finalmente, decido salir de exploración con uno de los tracks existentes en wikiloc.
Recomiendo  consultar recorridos recientes y de autores fiables.

La ruta elegida, de unos 65 km en total, es de Afar

El punto de salida  lo establecemos en la urbanización Villafranca del Castillo para garantizar  de esta forma que llegaremos sin problemas a la presa.

Crónica. “PRESA DEL GASCO –LA EXCURSIÓN DEL PAPEL HIGIÉNICO-“


Dentro del grupo ciclista RUTAS PITUFAS, conseguimos reunir un pequeño grupo para tan ardua empresa hacia lo desconocido, aunque ya David conocía el entorno.
“hay un tramo que es bastante aéreo, se pasa bien pero puede dar un poco de miedo montado en bici”
Pues se irá viendo sobre la marcha, pensé para mis adentros.

Un sábado del mes de marzo y con  una previsión de tiempo bastante buena partimos con los coches  a las 8 de la mañana. Ha habido bajas de última hora y además leo en mi móvil que uno de los asistentes se encuentra afectado por los efectos colaterales de una gastroenteritis.
Reducción del pelotón de ataque en dos miembros. Ahora somos sólo 4 y dos de ellos tienen que estar de vuelta para la hora de comer. Uff, va a ser un día largo.

Tomamos rumbo a la Urbanización Villafranca del Castillo, situada en la zona denominada La Mocha Chica. Dejamos aparcados los coches a la entrada de la urbanización y preparamos nuestras bicis.
A las 9 am y según lo previsto comenzamos a pedalear y seguimos el track sin mayores dificultades.Pasamos por una zona recreativa del parque del Guadarrama. Más adelante  de un pequeño tramo de carretera veremos un grupo de ciclistas que preparan sus monturas.
No se porqué se piensa que todos los ciclistas van a hacer ese día la misma ruta, pero nosotros pasamos raudos al lado de ellos y enfilamos un camino que desemboca…. ¡En un campo de golf!. La sensación de pasar con una bicicleta de doble suspensión por un green no debe de tener comparación, pero tenemos que dar la vuelta y pasar por dónde seguían los ciclistas preparándose.
Va a haber que depurar el track más tarde. ¿Depurar? Querrás decir destilar, porque las meteduras de pata, digo de track, serán cuantiosas en la jornada de hoy.

Pasamos por una zona de senderos próximos al río, para salir luego del área recreativa, cruzar la carretera y buscar la continuidad del camino.
Otros ciclistas salen hacia nuestra izquierda, nosotros seguimos con muchas dudas por una pista que comienza a subir y que no parece ser el camino correcto.
Finalmente, después de dar unas cuantas vueltas, de salir a la general, de regresar por nuestros pasos, etc, vemos un  paso subterráneo por un camino de tierra que nos deja al otro lado de la carretera. Finalmente y tras errar de nuevo el camino, entramos en la Urbanización Molino de la Hoz, dónde una valla tumbada nos da acceso al camino de subida.
Chema ya estaba de los nervios,por que lo que parecía una salidita dominical controlada se iba complicando. La  subidita era contundente por un sendero no demasiado  evidente y con bifurcaciones que hacía que dudáramos, pero el track es el track ¿o no?
Aquí ya empecé a darme cuenta que el autor del recorrido nos deleitaba con  el paso por los puntos “mas interesantes” o no “precisamente fáciles” y que eso iba a ser una constante en todo el recorrido. Allá dónde haya un tobogán, una bajadita interesante o la zona más bacheada, por allí nos va a meter Afar. Muchas gracias compañero por amenizarnos el día. Permíteme que te invite a una cerveza si algún día nos conocemos.

Después de unos cuantos sube y baja podemos ver en la lejanía el muro de la presa. Parece que vamos   bien, pero yo paré a hacer unas fotos y de paso a aligerarme de ropa porque iba “recalentado”. Seguimos avanzando y  ya el camino se va estrechando y continúa pegado a la pared de la montaña. Este debe de ser el paso aéreo, me dije.
Efectivamente unos cuantos cientos de metros más adelante se llega a la zona de la presa.
El paisaje merece la pena. Fotos y descanso. Chema y su compi se vuelven de regreso, según parece en fulgurante descenso y con el track confirmado.. ¡Qué no es poco!
Hilfiger "Es una señal"
Bueno, con toda la mañana por delante continuamos Hilfiger y un sevidor para completar el recorrido. La senda se transforma en una buena pista y comenzamos a ver grupos de relajados ciclistas progresando por el camino. ¿Coño! Esta parte parece más facilita y asequible para subir a la presa!  El trasiego de bicicletas es destacable y más adelante seguimos unos senderos no demasiado claros. El track nos desvía por sitios no tan evidentes, pero ahora decidimos que el aderezo extra no lo queremos porque ya tenemos bastante con lo que nos queda. Finalmente vemos que salimos a una urbanización en una bajadita rapidita, así que soltamos frenos y dejamos que la bicicleta se refrigere un poco.
Entramos en la urbanización a alta velocidad, tan alta que pillamos a dos chicas al lado de un coche con la ropa interior bajada y cambiando el agua al canario. OSTIAS,  TÍA…. QUÉ VERGÜENZA, decía una de ellas mientras se tapaba la cara quedándose de pie y con la ropa interior a la altura de los tobillos.
CHICASSS, NO OS PREOCUPÉIS QUE ESTO LO HEMOS VISTO MUCHAS VECESSS, les comento esbozando una sonrisa de dentífrico.
-ESTO ES UNA SEÑAL, comenta Hilfiguer. Sí,  es un recordatorio de que hay que llevar papel higiénico.

La ruta nos lleva ahora de recorrido por Pinar de las  Las Rozas, primero por unas vías pecuarias de tierra y después paso paralelo a la carretera de la Coruña para pasar por lasRozas, y tomar carril bici por las Rozas Village y salir a Majadahonda para enlazar con la para mí ya familiar  parte alta de la Urbanización Monte Claro, desembocando en la Urbanización Las  Lomas.
Ya intuíamos que el final estaba cerca, pero quedaba un buen pedazo todavía.
Atravesar toda la Urbanización de El bosque para salir a la otra ribera del bosque de Romanillos con contínuos toboganes. Afortunadamente esto ya lo conocía bien, pero me sobraba todo este tramo.
Precisamente en esta zona, nos topamos con una zona totalmente embarrada.
“Menos mal que llevo mis Noby Nick y paso perfectamente por el barro” , le comento en voz alta a Hilfiger. –Querrás decir… mierda, me contesta.  - Pero…. ¿y ese olor..?
Cielos, la salida de una depuradora…. Argghhhh!
Se acaba la senda y llegamos “al río Kwai”, zona del Guadarrama en la que habíamos estado dos semanas atrás.  Sabiendo ya lo que había, continuamos por carretera, hasta enlazar de nuevo con el track, que ahora nos lleva por una zona privada que desemboca en el Castillo del río  Aulencia. ¡Vaya pedazo de vuelta que estamos dando! De ahí al Centro Aeroespacial y sus impresionantes antenas. “Aquí si que tienen todos los canales de TV”.
Por fin llegamos al coche y vuelta para casa, con el obligado paso para celebrar un día bastante largo pero satisfactorio.
70 km en este track (un momento que la están peinando).
Intentaré buscar un recorrido más corto y homogéneo para visitar la presa. Queda de nuevo cómo ruta pendiente.

Publicar un comentario