Plaza Mayor de Riaza Julio 2012

Seguidores

viernes, 30 de septiembre de 2011

¿Y AHORA .... QUÉ?

 Para el  verano del 2012. Chamonix, la capital del alpinismo europeo.


foto http://www.trekearth.com
 

Para el 2013 (uff, que lejos queda eso pero hay que ir ahorrando...) Volcanes en Bolivia/Chile

Volcán Paricanota 6.630 m. Foto www.alaunida.com


Distinto precio pero.... ¿misma sensación?

Tan importante cómo adónde ir es con quién ir. Por eso estos proyectos pueden cambiar.
Seguiré informando.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

SKYDIVING IN NEW ZEALAND

Mi buen amigo Jan me ha enviado unas instantáneas de un salto en tandem desde Nueva Zelanda.
Es una persona a la que tengo en gran estima y él lo sabe.
Es maratoniano sub 3 horas (esto fue cuando eras joven, ¿verdad Jan?)
LLeva gafas blancas en el salto.






II MADRID SEGOVIA EN 24 H (VI). LA CARRERA COMIENZA EN CERCEDILLA PARTE 3



CERCEDILLA-SEGOVIA.
 Me hubiera gustado tomarme la cena con más calma, pero cuanto antes llegue menos voy a sufrir, así que acabo mi plato de paella, tomo un par de trozos de fruta, cojo los dos botellines de agua y salgo para el exterior.
Ahora ya es noche cerrada, así que la misma salida del polideportivo se hace con la frontal a todo trapo, porque no se ve absolutamente nada.
No sale nadie, así que camino lentamente para ubicarme en el pueblo. Un par de marchadores se me unen. Son valencianos y no conocen el camino, así que formamos un trío dirección al puerto de la Fuenfría. Les recomiendo que se aligeren de ropa, puesto que van abrigados en exceso. La organización avisaba que en este tramo la temperatura podía bajar bastante. Efectivamente así es, pero había que consultar también la previsión metereológica.
Saliendo de Cercedilla

Atravesamos el pueblo, dónde las terrazas están llenas de gente. Se oyen voces de ánimo y alguno se sorprende de las pintas con las que vamos.
Dejamos Cercedilla y avanzamos por la carretera que conduce a las Dehesas. No se ve absolutamente nada sin las frontales, así que el material obligatorio (frontal, luz roja trasera y silbato) está más que justificado.



 

Me comentan mis compañeros de travesía que han venido acompañados por unas señoritas que han colaborado voluntariamente con la organización. Son podólogas y se han tirado toda la carrera viendo pies y curando a la gente. Además de animar a los corredores en diferentes puntos del recorrido. Esto si que es afición. Aquí hago mi pequeño homenaje a todos los voluntarios que nos han ayudado a hacer esta jartá de kilómetros.

Después de un buen rato en subida sin descanso, llegamos al control. Unas luces con una pequeña mesa en medio de la oscuridad, dónde sellamos la credencial y repongo uno de los botellines de agua.
Continúo dejando atrás a todo el grupo que se encontraba en el control. Ahora subo en automático, puesto que todo es pista hasta el alto de la Fuenfría. Reduzco la luz de la frontal al mínimo y finalmente la apago, ya que con la luz de la luna se ve lo necesario para progresar y se hace la marcha más cómoda. Acomodar la vista a la visión nocturna lleva 20 minutos, según los libros de supervivencia, pero un solo destello hace revertir todo el proceso, así que si queremos no perder la acomodación, hay que taparse un ojo para iluminar y por ejemplo, consultar un mapa.
El viento sopla con fuerza y después de un rato aguantando, decido ponerme el cortavientos y los guantes. Tomo un gel que en cinco minutos hace que se mitigue el dolor de los pies. ¡Anda!, ¡ya tengo un detector de fatiga!. Así que las ampollas me van a servir de indicador de cuando tengo que avituallarme.
Ahora estoy en el mirador de la Reina y como está a sotavento, el aire no sopla y paso algo de calor, así que sólo abro un poco la cremallera de la segunda capa.
En el alto de la Fuenfría se ve un chiringuito muy bien iluminado. Es el control, dónde hay caldo caliente y pastas. La organización tiene una tienda bastante grande. Hay gente descansando allí y durmiendo un poco. Vuelvo a sellar y salir pitando. Cuando estoy en este tipo de pruebas el sueño desaparece totalmente. He pasado noches en blanco subiendo por ejemplo, al Colllado de Coronas para despegar en parapente al amanecer, al Perdiguero para pillar la nieve dura y en la subida en btt al tres provincias. Esta última este mismo verano.
Comienza la bajada hasta Segovia. Menos mal que cambié de zapatillas porque hay muchísima piedra suelta y las XT Wings 2 tienen muy buena protección. Enciendo la frontal y comienzo a trotar, porque retener en las bajadas me hace daño en los pies.
Se ha encendido el aviso de batería baja en el Garmin forerunner 310xt después de 16 horas funcionando, así que en un rato se irá la pila. No va a llegar a las 20 horas que dice el fabricante, ni de coña.
Si hiciéramos caso de lo que prometen los fabricantes estaríamos en “un mundo perfecto”, como en el que estaría el corredor que adelanto porque la luz de su frontal se ha ido apagando después de unas cuantas horas funcionando y tiene un haz de luz tan miserable que apenas ve por dónde pisa.
Esta bajada se hace ya pesada por la falta de puntos de referencia, paso una fuente y continúo dejando a la derecha la bajada a Valsaín. Otra vez vuelvo a remarcar el labor de la organización que ha balizado “nocturnamente” la senda de una manera impecable. Aparte de las marcas normales con cintas, hay reflectantes en los puntos conflictivos y parece que estamos jugando al DOOM para seguir el camino correcto. No tengo más que iluminar con mi led senser a tope para ver un festival de reflectantes. También hay luces rojas intermitentes. Organisation: douce points , organization twelve points. Organización: 12 puntos.
Ejemplo de Balizaje nocturno de la organización

Unos corredores me alcanzan. Van conversando de temas varios con un marcado acento andaluz. ¡Buena noshess! Les digo imitando el acento . ¡Buenas noches! (en impecable español).
Todavía queda tiempo para bromear, aunque su ritmo es superior al mío y les pierdo de vista al rato.
Llego a una intersección con el camino de Santiago. En vez de continuar por el camino de tierra, nos desviamos a la derecha por una carretera asfaltada. En mi reconocimiento previo unas semanas antes, continué de frente y había un tramo trialero muy prolongado. De esta forma se evitan el balizado y hacen la marcha más fácil.
La carretera no parece tener fin. Hace un rato mi Garmin se ha ido a dormir marcando unas 18 horas, así que pierdo la referencia de la hora y los kilómetros que llevo y que faltan.
¡Pués que bien, Maribel! Tengo otro gps que está en marcha desde la salida, pero dentro de la mochila. Ya me da igual que marque el track o no. Sólo deseo llegar de una vez, así que acelero el ritmo. En teoría queda un último control al que finalmente llego, obviamente.
Hay bastante gente sellando y descansando un poco. ¿A qué hora llegó el primero por aquí?
-Pues sobre las seis de la tarde y con unos calambres tremendos
-¿puedes ponerme un café por favor? –Cuanto –Hasta arriba… y si me pones el azúcar me harías un favor.
Me tomo todo el vaso del tirón, más un gel. Repongo las dos botellas de agua. Ya no recuerdo si me dijo 9, 11 ó 13 km. Ni idea, lo único que recuerdo es que empecé a trotar de nuevo porque la pendiente era importante y correspondía al sendero que había recorrido de día hace unas semanas. Poniendo la frontal a tope se veía perfectamente a lo lejos todo el balizado, así que bajando a tumba abierta adelanto a un par de corredores que estaban perdidos buscando las señales.
La temperatura era agradable, pero yo tenía las manos frías, incluso con unos guante finos.
Esto es que ya estamos cansados, pensé. Cansados no, jodidos, me dije a mi mismo.
Veo luces rojas intermitentes a lo lejos. Al final me doy cuenta que son compañeros de carrera porque por mucho que aceleraba el ritmo no había manera de alcanzarlos.
Pasa un miembro de la organización en bici lleno de luces y relectantes.. 5km… al rato llego al túnel que marca la entrada en Segovia… Aquí es dónde quería llegar, el lugar que visualicé en la salida.
Enseguida entro en las calles de Segovia. Hay marcas de cintas e incluso carteles de por dónde va el recorrido. Un coche lleno de gente para a mi lado…. Qué, ¿Cómo es la Carrera?
Pues, sales y llegas.. Si, sí, pero desde dónde sales, De Cercedilla o desde Madrid?
-Desde Madrid,
-¿Madrid? Oeoeoeoeoeoeeeee!. Los chavales dieron dos vueltas a la rotonda en mi honor y desaparecieron en la noche.
Todo es cuesta abajo así que voy a buen ritmo. Alcanzo a más compañeros dentro ya del casco urbano. Aplicando mi decálogo personal, me uno a ellos. Ya no voy a adelantar a nadie. Comienzo a filmar con la cámara. Trescientos metros… dice un ciclista de la organización
¿No serán doscientos? Dice uno ya de coña… Es lo que hay, dice el ciclista.
Entramos en la plaza, se oyen aplausos y vítores ¿Pero quién coño va a estar aquí?
La organización, una vez más, animando y creando ambiente. Veo el marcador del tiempo… 20h 05 it’s done! S’acabó. En meta nos señal la credencial y nos toman el tiempo. Una chica nos entrega la medalla correspondiente. Todos los presentes nos dan la enhorabuena.
Tras unos instantes, hago algunas fotos, pero no sale nada decente. Son las cinco de la mañana y hay jolgorio en el centro de Segovia. La gente de marcha nos mira diciendo ¿Pero estos tíos que hacen aquí a estas horas? Buena pregunta. 

Hay que subir toda una calle cuesta arriba para llegar al polideportivo. Voy a tardar en llegar más que en los últimos 3 kilómetros de carrera, me dije.
En el polideportivo me vuelven a dar la enhorabuena y todas las mochilas que había empleado en la carrera. NO HAY AGUA CALIENTE para ducharse, irrelevante una vez más. Sólo me cambio de calcetines y de calzado. Me pongo unos zuecos del chino y espero para coger el autobús. Antes me meto un mejunje reconstituyente que tenía reservado al efecto
Al rato… AUTOBÚS . Una vez dentro no se como sentarme ni en que postura ponerme.
Mientras esperamos a que se llene, se oye una voz desde los asientos traseros…
-¿Cómo te pongo en el teléfono?
-Pon Salvador 100km, así no hay duda.
-Salvador 100 km….Salva…. SALVATORE?
-perdona…. ¿SALVATORE?
-No me digas que tú eres….¡FALJAU!
la cerveza es alegría y el desayuno también
Me he tirado toda la carrera buscándote y te había confundido con éste (señalando a un chico con gafas). Nos hemos estado adelantando una y otra vez.
Efectivamente, así fue. Al bajarnos del autobús vi que era el rapaz “del tapping” casero en los gemelos. Fuimos directamente a desayunar para recuperar fuerzas y hablar un poco. No eran horas de tomar una cerveza. Será para la próxima. 
Salva postea aquí

martes, 27 de septiembre de 2011

II MADRID SEGOVIA EN 24 H (V). LA CARRERA COMIENZA EN CERCEDILLA PARTE 2.


COLMENAR-CERCEDILLA
llegando a Manzanares

Las marcas del recorrido son ahora tiras de plástico colocadas en farolas, semáforos y barandillas. No hay mucho problema en seguirlas y apenas se ven ya marchadores. La carrera está muy estirada y ya estoy en solitario, una vez más. La Guardia Civil está en los pasos más críticos para evitar problemas con los vehículos. Un corredor me alcanza GPS en mano.
-Esto está mal marcado, me he desviado del camino y he perdido un montón de tiempo.
Yo ya había decidido hace tiempo bajar un poco la marcha para asegurar y poder disfrutar un poco del recorrido. La primera hora había andado 7 km y a la hora y media llevaba 10 km. Ahora venía la parte del camino que más me desagradaba, ya que lo había realizado en bici con alforjas y fue un auténtico calvario en su día. También el sol se encontraba en su cenit, así que el calor apretaba de lo lindo. Regulando y sin pausa el camino se torna de tierra y en parte es una trialera bicicletera. Aquí decido correr puesto que si no iría reteniendo demasiado y comienzo a adelantar caminantes. Llego al control denominado “puente medieval” que es un puente de paso de la autovía y que es una impresionante obra de ingeniería.
Aquí tomo algo del avituallamiento y me miro los pies. Uno de los calcetines está agujereado en el talón. Adiós a mis calcetines nike de maratón. Tubo de vaselina y calcetines nuevos. Unos lurbel de coolmax finos. “Fabrico” isostar con la última botella de agua fría que me queda y vuelvo a la marcha. El siguiente punto es Manzanares el Real. En unas dos horas llegaré allí, pensé. De momento los pies van bien, no hay ampollas, pero veremos que pasa en el km 40.
Continúa la pista de tierra y después de un perfil de subida, comienza el descenso “trialero” hacia Manzanares. De nuevo desciendo corriendo, para llegar a Manzanares donde han puesto el avituallamiento en una de las glorietas de la carretera. ¡SORPRESA! Plato de pasta y fruta a discreción.
Menos mal, porque echaba de menos el bocadillo que dejé en Colmenar. Muy amables los voluntarios ¿Necesitas ayuda con el plato?
Control de Manzanares

No me gusta parar demasiado, porque es la mejor forma de ir recortando tiempo. Tampoco tengo que esperar a nadie y quiero llegar a Cercedilla de día. Sabía que las ampollas saldrían tarde o temprano, es mi tema pendiente en tiradas por encima de 50 km, así que vuelta al tajo, que para eso he venido. Muchos caminantes se quedan descansando un buen rato. Otros tienen “apoyo externo” de familiares y amigos que les esperan con la nevera y unas sillas.
Avituallamiento sólido

Vamos por la carretera que lleva a la Pedriza. Los domingueros hacen cola para poder entrar ya que a esas horas el cupo de coches ya se ha alcanzado, así que hasta que alguien no salga, no puede entrar otro vehículo.
Tomamos el camino que sale a la izquierda y que está marcado como camino de Santiago oficial. Ahora vamos en dirección el Boalo y las vistas de la Pedriza son impresionantes. Una chica se me acerca corriendo, creyendo que era un compañero de la salida. Lo siento, me he confundido. No pasa nada, mucha gente lleva una mochila Salomon. Un poco más adelante me alcanzan definitivamente. Son Ana y su marido, oriundos de Cádiz y que hacía una semana habían terminado el UTMB. Mi marido ha hecho” la chica” (100km) y yo la UTMB (165km).
Pues yo voy a toda leche y estos chicos, que ya tienen los hijos mayores , marchan perfectamente manteniendo una conversación. -Hemos empezado corriendo pero el Mont Blanc nos ha pasado factura. Vamos a abandonar un poco más adelante. Hemos parado a tomar unas cervecitas y unos pinchos, ya veremos que hacemos.
-Hombre, teniendo al lado de casa la Sierra de Algodonales y habiendo estado en los Alpes, no se que hacéis por aquí.
-Bueno, hemos venido a ver a nuestra hija que vive en Segovia, así que hemos aprovechado para conocer esta carrera.
-Sigo en su buena compañía hasta Mataelpino. La entrada al pueblo nos regala una subida criminal, para llegar a la plaza del ayuntamiento, donde está el avituallamiento.
Aquí hay una fuente con agua bien fresquita de la que tomamos buena cuenta y aprovechamos para rellenar el camelback.
Los voluntarios, una vez más muy solícitos. –No te veo muy decidido, me dicen.
-Pues me estoy planteando descansar un poco aquí o tirar directamente, contesto.
Decido continuar. Me despido de Ana y su marido que muy gentilmente me habían invitado a tomar una cerveza. Nos vemos en Cercedilla.
Ahora la salida del pueblo sube en zigzaz, así que me aseguro de ir comprobando las marcas.
JL, más de 25 años por las carreras de medio mundo

Me alcanza un corredor con la camiseta del Club Tierra Trágame.
-Me llamo José Luis, y tú?
-Yo también, así que somos tocayos.
Comienza el tramo al que yo tenía más miedo,. Finalmente la organización desvía el recorrido por una vía pecuaria que desembocará finalmente en La Barranca, dando una generosa vuelta
-Hay que hacerlo así para alcanzar el kilometraje, me cuenta José Luis., venga, trotamos un poco ¿no? Porque si no se nos van a a agarrotar las piernas.
Curioso, sorprendente y alucinante a la vez. Más de 50 km en las piernas y estamos trotando.
Ya noto algo “raro” en la planta de los pies, pero había que continuar, esperando llegar a Cercedilla antes de la noche.
Es imposible recoger todo lo que este hombre me contó en el tramo en el que coincidimos, ya que llenaría cinco relatos como éste. En su honor queda el título de esta crónica LA CARRERA EMPIEZA EN CERCEDILLA. Pues sí, así es, porque un porcentaje altísimo de abandonos se va a producir allí. Seguimos trotanto en todas las bajadas.
De camino a la Barranca (derecha)

Llegamos por fin a la Barranca, dónde no están los ansiados pasteles del año pasado. ¿no hay pasteles este año? Dice JL
-Yo no quiero parar, le comento, porque las ampollas se están “cocinando”, pero ya no puedo o debo correr para proteger mis plantas de los pies. JL ya va lanzado hacia Cercedilla, así que veo como se aleja poco a poco. Continúa el recorrido por unas pistas con una pendiente de subida espectacular. Para más INRI está llena de ganado que a mi paso decide concentrarse en el camino y me mira con cara de pocos amigos. En la cabeza llevo una fantástica gorra Salomon de color ROJO, a juego con la mochila.
Las vacas no quieren dejarme pasar e incluso hacen amago de embestir, así que tengo que pararme y empezar a hablar a las señoras vacas con tono pausado. Después de cinco minutos de conversación, y bajo una mirada no muy amable, paso entre dos de ellas que tienen a bien no hacer nada.
Con la parada forzada, voy andando con un aire “chiquito de la calzada”, pero no puedo dormirme porque esta parte del camino no la conozco y quiero llegar al avituallamiento lo antes posible. Ahora estoy de bajada por una carretera apenas transitada que desemboca teóricamente en Cercedilla. Ya llevo más de 60 km y me quedan otros 40. De momento el forerunner aguanta con las pilas. Sus teóricas 20 horas van a ser justas para cubrir la carrera.
Otra de las probatinas de esta prueba.
Ahora sale un desvío por un sendero que transcurre entre un pinar. Cómo es cuesta abajo me dejo llevar y vuelvo a trotar. Adelanto a un marchador que va a trancas y barrancas. Nos animamos en la bajada y descendemos ligeritos. Al llegar a una cancela me paro y abriendo la puerta dejo pasar a mi compañero de ruta: -Pasa tú primero, -no no, tú primero .. aghhh! Grita.
-¿Qué pasa? –Nada, otra uña de las grandes que se ha ido
-Y yo me quejaba de las ampollas. Continúo la bajada al trote ya dentro de Cercedilla.
Entro en el polideportivo a las 8:30 de la noche. Sello el control. –La linterna y la luz roja las tengo en la mochila.- Vale, ahora vienes a enseñármelas, me comenta la organización.
Recojo mi mochila, firmo la recepción y voy hacia la zona de duchas. Hay que andar unos 100 metros que se hacen largos a estas alturas de la jornada.
Ya en el vestuario se oye.. NO HAY AGUA CALIENTE. En mi caso es absolutamente irrelevante. Necesito cambiarme de ropa, asearme los pies y hacer una cura si fuese necesario.
Tengo dos ampollas plantares próximas a los dedos otra en uno de los talones y otra como boina de uno de los dedos. Me duelen bastante los dedos gordos y tengo un poco de malestar en un par de uñas, pero estas tienen buna pinta, así que no me preocupo.
Después de la ducha procedo al cambio de ropa y me enfundo unos calcetines lurbel de coolmax, pero estos son el último grito y bastante más espesos. Mano de santo y con el cambio de zapatillas junto a la vaselina, parece que todo marcha bien.
Como novedad acoplo el accesorio delantero de la mochila, al que paso todo lo que voy a necesitar en carrera. Así no tengo que parar a quitarme la mochila. Sólo dejo para atrás el cortaviento y los guantes. Así que geles, barras energéticas , credencial , pilas de repuesto y dos botellines de agua quedan colocados adelante.
Me dirijo “al comedor” dónde entrego mi mochila y me sirven un plato generoso de paella ¿Quieres más?. Me siento en un rincón a degustar la cena. Aparece en ese momento un marchador que me había adelantado antes de llegar al primer avituallamiento y que llevaba botas y tres pares de calcetines. No tenía muy buen aspecto, claro que viendo las fotos de la jornada, yo tampoco estaba para ir de boda, aunque me encontraba perfectamente.

Continúa....

lunes, 26 de septiembre de 2011

II MADRID SEGOVIA EN 24 H (IV). LA CARRERA COMIENZA EN CERCEDILLA PARTE 1.


1OO KM MADRID SEGOVIA. LA CARRERA COMIENZA EN CERCEDILLA.

PARTE 1 MADRID-COLMENAR

Llegó finalmente el gran día. Por delante 100 km desde Madrid (Fuencarral) hasta el mismísimo Acueducto de Segovia. Tiempo límite 24 horas, en teoría suficiente con un correcto entrenamiento pero ante esfuerzos de tan larga duración puede ocurrir cualquier cosa.
Recojo el dorsal el jueves, para de esta forma estar de pie el viernes lo mínimo posible.
El viernes después de trabajar me retiro a descansar y antes de la cena dejo todo preparado, aunque al final me dan casi las doce para cenar. Mejor, así no tengo que levantarme a las 3 de la mañana a comer algo.
6:00 a.m suena el despertador. Ducha y protección solar a destajo. Desayuno y a las 6:45 cojo el metro vestido de lagarterana y con todas las mochilas. Ya llevo el dorsal colocado en la mochila de hidratación. Es el mejor sitio porque en la camiseta me quita transpiración y se deteriora bastante.
Van pasando las estaciones y en el vagón ya hay una pareja de italianos que van a participar en la prueba. Forza Italia! y ¡Suerte Rino!
Al llegar a la estación de Tres Olivos nos bajamos ya unos cuantos con una misma dirección. Afuera no es todavía de día y todos seguimos al primero… anda que como no se sepa el camino vamos a terminar quien sabe donde..! Cruzamos un parque y finalmente encontramos la zona de carrera. Están hinchando el arco de salida y comenzando los preparativos. El personal de la organización ya está en movimiento. Tras esperar un poco ya oigo… ¡Mochilas para Segovia!
Ahora esperamos que aparezcan los demás transportes para el resto de mochilas. Un miembro de la organización me dice que ya podemos ir a sellar la credencial . Yo prefiero dejar las mochilas antes pero como se iba demorando el tema me acerco a sellar. En el control me encuentro al hombre de antes que mostrando una amabilidad exquisita me entrega mi pasaporte sellado. Mucha suerte, me dice. Muchas gracias, respondo.
Ya es completamente de día y ya hay furgonetas recogiendo las mochilas con destino Colmenar y Cercedilla. Me aseguro y reaseguro de que cada mochila vaya en el camión correspondiente.
Un corredor se dirige a la organización y les dice:
-Tengo un problema, el dorsal me lo he dejado en la mochila que va a Cercedilla y está en el fondo de la jaula. ¿Qué se puede hacer?
-¡Multiplicarte por cero! Me dije a mi mismo.
-Métete en el camión y ayuda a recuperar tu mochila.
Aquí fue cuando me di cuenta que esta organización es de otra pasta. Si hay una calificación de excelencia es para esta gente.
Queda casi una hora para la salida, así que busco un lugar en el parque cercano para sentarme  a comer una barrita y seguir hidratándome. Intercambio unas palabras con un corredor que viene desde Móstoles. El año pasado corrí y al final lo pagó todos Vias Pecuarias, pero este año se nota la crisis, afirmaba en animada conversación.Busco a Salva, un compañero que viene desde Castellón y del que sólo conozco...¡SU NÚMERO DE DORSAL!. Encontrarnos va  a ser tarea imposible, me temo.
De fondo , la megafonía de la organización nos pone música para dar ambiente. Suena “I Wanna Go” de Britney Spears.. ¡Subidón …Subidón! 

En ese momento supe que lo iba a conseguir, veía en mi cabeza cómo llegaba a las tantas de la mañana a Segovia, cruzando el túnel por debajo de la carretera en absoluta oscuridad y entrando por el barrio de Nueva Segovia, recorrido de reconocimiento que hice hace un mes. Suena pretencioso pero la mentalización y el trabajo personal es imprescindible para “estas machaditas en las que os embarcáis innecesariamente”, o al menos eso dice mi mujer. Gracias a mi familia por facilitarme los entrenos y que gran parte del tiempo libre gire en torno a esto.
Charla técnica

La megafonía me despierta de mi limbo y proceden a dar la charla técnica. El speaker nos pone al día de todos los aspectos de la carrera. Remarca la importancia de no ensuciar nada, para poder garantizar la continuidad de esta prueba. Explica las diferentes tipos de señales y balizamiento que vamos a encontrar, habiendo ciclistas por delante en carrera para seguir balizando lo desbalizado, porque hay gente con no muy buenas intenciones que retira las marcas. “el desbalizador que desbalice buen HP será”. Explica el funcionamiento de los avituallamientos y el material obligatorio sin el cual no es posible continuar desde Cercedilla de noche.
Aquí me percato que puedo llegar a la Barranca de noche, pero mi frontal está en el camión de camino a Cercedilla, así que habrá que cumplir el horario previsto. Seguro que no es el único problema.
Contínua el speaker diciendo : “Hay un teléfono de emergencias de la organización, que es para eso EMERGENCIAS, que resulta que es mi número personal. Por favor que nadie me llame para preguntarme que no encuentra su dorsal, como ayer por la noche”. 

 
A las 9:05 se da la salida. La temperatura es muy agradable y los corredores salen a ritmo bastante vivo, como en todas las salidas de todas las carreras. De momento comenzamos andando al menos hasta el kilómetro cinco, me dije.
Una cosa es decirlo y otra hacerlo. Teniendo en cuenta que dentro un rato va a hacer un calor del demonio habrá que aprovechar para avanzar todo lo posible.
Cruzamos unas calles con el tráfico cortado por la Guardia Civil y algún conductor pierde los nervios “QUE ESTOY TRABAJANDO! Dice un camionero. –¡Haberte apuntado a la carrera!, se oye por ahí. ¡Los sábados no se trabaja, hombre!, se escucha también.
Pronto estamos de salida de la gran ciudad y el camino es una pista bastante ancha que nos lleva hacia Tres Cantos. Esta es parte de la vuelta a El Pardo en btt, así que “me suena bastante” Pasando por una zona de vegetación muy cerrada se oyen gritos desde dentro… “no hay que andar, hay que correr… si no sabéis correr tampoco sabréis F****! Parecía una escena sacada de una película de Fellini o de Visconti, con el famoso grito.. ¿Quiero una mujeeeer! Pues va a tener materia para rato la señora hasta que pasemos todos!
Saliendo de Madrid Capital


La pista trascurre paralela al carril bici y luego se une a él durante un corto trayecto. A la altura del desvío de Soto de Viñuelas está el primer control. Cruzamos el puente sobre la carretera de Colmenar, sellamos y tomamos un poco de agua y fruta.
 Primer Control

Rápidamente vuelvo al camino y dejamos el carril bici para tomar el Camino de Santiago hacia Colmenar. Hace no mucho estuve aquí haciendo el tramo Tres Cantos Cercedilla con la bici y unas alforjas, aunque en este caso vamos más escorados hacia la izquierda, pero seguimos pasando por la bajada a Valdeloshielos, dónde sopla una brisita refescante y luego comenzar la subida hacia el polideportivo en Colmenar Viejo, próximo a una rotonda y a una fuente.
Aquí está la primera mochila esperándome, pero todavía me queda agua en el camelback que no está demasiado caliente. Lo único que hago es darme vaselina en los pies, hasta el momento sin ninguna ampolla ni rozadura. Cojo los tres botellines de agua congelados que tenía reservados y me tomo medio litro de isostar que preparo con las pastillas que llevo, junto con un bocadillo pequeño de jamón y queso que también estaba en la mochila. Tenía otro bocadillo más pero prefiero dejarlo. Error, porque quedan más de 35 kilómetros, esto es más de 6 horas, hasta que tenga acceso a la siguiente mochila.
Devuelvo la mochila en la jaula correspondiente y regreso al recorrido, desandando hasta la rotonda y circunvalando Colmenar para evitar su paso por el centro ciudad.

Continúa...

jueves, 22 de septiembre de 2011

II MADRID SEGOVIA EN 24 H (III). MATERIAL


Material para Cercedilla (foto 5 días antes)



Aún teniendo todo el material, ropa y alimentación preparada con casi una semana de antelación, no hacía más que darle vueltas a la cabeza para que no se quedara ningún detalle sin cubrir.
Finalmente, el material quedó de la siguiente forma:
De salida: Pantalón y camiseta manga corta de atletismo, zapatillas Mizuno wave Nirvana, Mochila de hidratación Salomon XA3:litro y medio de agua, enseres personales (cartera, teléfono,llaves), gafas de ver y de sol graduadas, tubo de vaselina, crema solar (muy pequeña), tres pares de calcetines, buff,gorra 2 geles ,dos barritas energética 1 tubo de isostar en pastillas. Credencial de la carrera y tiempos de paso e itinerarios. GPS garmin Vista con track del recorrido, gps Foreruner 310 xt en la muñeca. Auriculares. Cámara de fotos. Accesorio delantero para la mochila. Dos pastillas de antidiarréicos.
Mochila 1 (colmenar Viejo) 3x500cc de agua mineral congelada, Envase en spray de protección solar, dos bocadillos pequeños, 3 geles y 3barras energéticas. Pantalón de atletismo y camiseta de atletismo. Par de calcetines. Mini toalla y sobre de jabón
Mochila 2 (Cercedilla) Pantalón pirata de atletismo, camiseta de manga larga de atletismo, segunda capa de manga larga de atletismo, cortavientos, buff, guantes, bocadillo pequeño, geles pequeños rápidos. Linterna frontal, luz roja . Pilas repuesto, Mini toalla y gel, spray para los pies. Zapatillas Salomon XTWings 2 .
Mochila 3 (Segovia) Pantalón largo, camiseta de manga larga, ropa interior, toalla pequeña, jabón, zuecos crocks de los chinos,par de calcetines, medias de compresión, Bidón con proteínas recuperadoras en polvo. Dosis de magnesio líquido, bolsa de basura.

De todo esto, se utilizó en los avituallamientos:
Colmenar Viejo: El agua mineral congelada seguía congelada y gracias a ello pude tener agua fría durante bastantes kilómetros. Utilicé uno de los bocadillos. Debí de haber guardado el restante porque hasta Cercedilla quedaban muchas horas. Crema solar a discreción con el envase grande.
Guardé para continuar 2 geles.
Cercedilla: Ducha completa y cambio de equipación. Pirata, camisa manga larga, cortavientos, linterna frontal, luz roja trasera, geles rápidos. Calcetines y zapatillas. Guantes, buff extra.
Segovia: Sólo me lavé los pies, cambio de calcetines y calzado crok (de los chinos). Batido de proteínas y un vial de magnesio líquido. (Acoj*****)

Aciertos: sin duda ninguna el agua congelada
Errores: No haber llevado la luz frontal de salida. Si hubiera habido algún problema hubiera tenido que llegar a Cercedilla de noche. No haber portado el segundo bocadillo. Dejar el Isostar en Cercedilla.

El equipo de salida se podría haber reducido ligeramente, pero no tenía todas conmigo de que las mochilas volvieran a mi poder en su momento, o que me hubiera equivocado en su distribución, o que hubiera colocado algo en el lugar incorrecto.
Afortunadamente todo salió como estaba previsto, así que puede decirse que he acertado esta vez. Veremos la siguiente ¿DÓNDE….?



miércoles, 21 de septiembre de 2011

II MADRID SEGOVIA EN 24 H (II). Comentarios


17-09-2011. Segunda edición de la carrera Madrid Segovia , con salida desde Fuencarral para que de esta forma se consiga un recorrido de 100 km, y no los 104 de la edición anterior.
En la primera edición la inscripción fue abonada por Vias Pecuarias. En esta ocasión y dependiendo de cuando fuera efectuada la inscripción cambiaba el importe. 35 euros en mi caso. Para los que estén interesados para el año que viene les recomiendo que se pasen por la feria de Mapoma, la previa de la maratón de Madrid, dónde se ofrecerá presumiblemente el mejor precio posible.
Vuelvo a remarcar en primera instancia el gran esfuerzo de la organización y el excelente trato que se ha dado a los participantes. Me consta que en los avituallamientos había atletas de élite cortando fruta y ayudando a los corredores en todo lo posible. La labor de los voluntarios fue fantástica. La coordinación de mochilas, balizaje del terreno y presencia de la Guardia Civil en los puntos conflictivos de tráfico durante toda la prueba hacían que todo fuera discurriendo prácticamente sin incidentes.
En todos los tramos, incluídos los nocturnos, había seguimiento de los corredores por voluntarios en bicicleta, que hacían y desandaban el recorrido una y otra vez. Un sanitario daba apoyo en quad e incluso algunos acompañantes de la Comunidad Valenciana, podólogos de profesión, estuvieron durante toda la prueba “trabajando” desinteresadamente.
¿Qué cómo me he podido enterar de todo esto? Simple, haciendo el recorrido andando y disfrutando del recorrido, eso sí, sin prácticamente ninguna pausa.
Mi visión y crónica dista mucho de la de otros participantes que antes de que se hiciera de noche, ya habían llegado al final. “objetivo conseguido, puesto 9 y fotos de la salida. Fulano consiguió terminar en una prueba que se le resistía, pero este año por fín pudo ser”.
Por supuesto, mi admiración y felicitaciones para todos y cada uno de los 421 finishers.
Esta prueba requiere una buena preparación al efecto y eso implica no dejar a la improvisación ni el material utilizado, ni el rodaje de kilómetros previo , siendo muy recomendable conocer en gran medida el recorrido o al menos recopilar toda la información posible.
Pido disculpas por adelantado si alguien se siente ofendido por lo que voy a decir a continuación, pero los fallos más comunes que a mi criterio se cometieron en esta carrera fueron:
-llevar bastones (por el perfil plano y características del recorrido)
-llevar botas y dos pares de calcetines (o tres como llegué a ver)
-no llevar gafas de sol ni aplicarse crema protectora regularmente (alguno en Cercedilla parecía haber pasado por los leones del coliseo).
-correr con la camiseta de la carrera (material desconocido, rozaduras,etc).
Y una vez en marcha hay que guardar ciertas normas de educación hacia los demás corredores:
-adelantar con espacio suficiente.
-no dar voces ni gritar, estamos en entornos naturales.
-Prestar atención en no tirar nada al suelo, (todavía alguno se hacía el longuis ). Se vieron restos de geles
-Guardar los turnos de espera (vamos, no colarse) para los avituallamientos y sellado de la credencial
-Cuando usamos un frontal, la marcha es normalmente iluminando un punto fijo. No se usan luces de alta intensidad iluminando desde atrás del campo visual de los demás, ya que hacen la marcha muy desagradable al que va delante y más si se va enfocando hacia todos lados.
- Si Después de 18 horas caminando y en la marabunta de la clasificación, esprintamos en la línea de meta adelantando a los compañeros que nos preceden es señal de que somos unos maleducados y/o que podríamos haber ido más deprisa.

La carrera nos permite ir bastante ligeros de equipo, ya que la organización nos garantiza 1 litro de agua por cada 10 km aproximadamente más un refuerzo de fruta e isotónico. En este punto los responsables deben de mejorar para próximas ediciones para que el agua esté fresca. Se hizo un esfuerzo para enfriar con sacos de hielo pero me consta que para la próxima edición habrá más recursos disponibles en este sentido.
En Manzanares se pudo tomar un pequeño plato de pasta y en Cercedilla cena de lujo ¡PAELLA! “¿quieres repetir?”. Caldo y café en los tramos de la Fuenfría y punto de control previo a Segovia.
También había tres puntos en los cuales se podía dejar material en una mochila pequeña. Colmenar, Cercedilla y llegada en Segovia. El funcionamiento de este servicio fue IMPECABLE.
A mi llegada en Segovia pude recoger todas mis mochilas, que estaban juntas. IMPRESIONANTE. Vuelta a Madrid con autocar de la organización. Paradas en Fuencarral, Plaza de Castilla y Chamartín. PERFECTO

Una vez desgranada la parte técnico-informativa iré con la crónica… (Continuará)


domingo, 18 de septiembre de 2011

II MADRID SEGOVIA EN 24 H (I). SOMOS INVENCIBLES

A falta de la confirmación oficial, el tiempo de la prueba ha sido de  20 h 5 minutos para recorrer los 101 km del recorrido, en su mayor parte por vías pecuarias.
De esta forma doy por finalizado casi  un año de entrenos orientado a la marcha a pie.
Este ha sido uno de los videos que he utilizado para motivarme.
Como bien dice , somos invencibles... (sí, lo somos...).
No hay nada que no podamos conseguir si luchamos por ello.
Muchas gracias a la organización de la prueba por hacernos sentir  estar siempre acompañados.




martes, 13 de septiembre de 2011

MADRID SEGOVIA POR EL CAMINO DE SANTIAGO. 100KM A PIE 24H

ÚLTIMA HORA: LA ORGANIZACIÓN RECOMIENDA LLEVAR CAMELBACK Y RELLENAR A TOPE EN LOS AVITUALLAMIENTOS, APARTE DE LAS BOTELLAS DE AGUA.
PREVISIÓN DE ALTAS TEMPERATURAS.

SALIDA: 9:00H SÁBADO 17 DE SEPTIEMBRE



TRACK EDICIÓN 2011

lunes, 12 de septiembre de 2011

MIDI D'OSSAU. 2884 m (IV). LA CRÓNICA


 Domingo 6:30 de la mañana en Villanueva de Gállego (Zaragoza). Todo preparado para pasar a Francia por el Portalet y atacar el Magnífico Midi D’Osssau.
Yo tengo que estar de vuelta para coger el tren a las 22:00 h .
-Te da tiempo de sobra, tu tranqui.
Hacemos las presentaciones de rigor. Paco ha reunido a varios integrantes del club de montaña Pirineos: Jorge, Izaskun y Alejandro. “Los cuatro del Toubkal”. Este año hicieron una tournée por el Atlas e hicieron varios 4000’s con esquís.
Yo fui socio del Club durante un par de años, hace algún tiempo… cuando salió la membrana gore tex JA JA!!. Magnífico colectivo y desde luego si viviera en Aragón ese sería mi club. Su página web es esta.
El bar del hotel dónde habíamos quedado todavía no ha abierto, así que decidimos ponernos en ruta y desayunar más adelante. ¿Con cuántos coches vamos? Pues con los tres, porque si puedo me quiero echar la siesta, dice Jorge.
Los coches , dos monovolúmenes y una ranchera, están adaptados para llevar aparte del material, una cama incorporada y otro tipo de comodidades para pasar la noche en cualquier parte del Pirineo. Estos tíos son unos “pros”, ¡la leche!! Tenías que ver las furgonetas de algunos del club, me comenta Paco, hay gente que tiene hasta váter químico.
Tomamos la carretera. Ahora hay autovía hasta Huesca, así que el viaje es coser y cantar. El Monrepós sigue en obras. Destino Biescas. Paramos a desayunar ¿Qué tomamos? El del bar nos dice que no ha llegado todavía el pan. Unos huevos con jamón y patatas para Paco y para mí. Acaba de llegar el pan…. Ya que hemos pedido huevos, pues adelante, a saber cuándo volveremos a comer, pensaba yo, que llevaba sólo unas barritas y unos geles para la subida.
Mientras tomamos el refrigerio intercambiamos impresiones y batallitas. Paco recuerda que fuimos juntos en su primera ascensión al Perdido y que nos libramos de una buena a la vuelta puesto que hubo unas lluvias torrenciales que nos obligó a salir de la Pradera de Ordesa con el agua hasta las rodillas. A la semana siguiente ocurriría la tragedia del camping de Biescas.
Muy interesante la charla, pero allí habíamos ido a lo que habíamos ido, así que retomamos el viaje. ¿Cuánta agua lleváis? Dos litros por persona, comenta Alejandro. -Oye, tenemos que coger agua, que yo llevo apenas un litro. Paramos entonces en una fuente que conozco y rellenamos unas botellas que tengo en la furgo, dice Paco.
Recargamos en la fuente y poco después ya entrábamos a Francia por el Portalet. El pico aparece ante nosotros. Ciertamente es una doble cumbre muy llamativa y muy cercana desde el aparcamiento -¿Por dónde se sube esto? – Vamos a hacer la cara Sur. Bien.



Una vez en el aparcamiento comienzan los preparativos. Alejandro coloca la Gopro en el casco, así que comienza el reportaje de producciones el Tinajo. Jorge  está entusiasmado con su nueva cámara, una Nikon compacta con muy buena pinta. ¿has visto la que va a salir sumergible y resistente a los golpes?. Mejor que no la veas.
Revisión de arneses, ochos, mosquetones y demás material. Decidimos llevar una cuerda de 60 m. “Mejor que zozobre a que zofalte”.
Una vez todos preparados, comenzamos la marcha. Atravesamos una pradera con un riachuelo y enfilamos de camino al refugio. La salida es fulgurante y el ritmo bastante vivo. Oer, esto parece MTBleganés, de nuevo me quedo atrás pero miro el Gps y vamos a casi 6 km h en subida, así que bueno ya les cogeré corriendo en una bajada.
Salida del grupo (no es ninguna carrera, no)

El paisaje y las praderas de Formigal siempre me han gustado mucho, así que durante la subida pude disfrutar de la quietud de la mañana. Se ve trasiego de gente, así que tendremos compañía en la ascensión.
Tomo unas cuantas fotos y le pido a unos randonneurs si pueden sacarme algunas al lado de unos farallones. El refugio de Pombie está ya cerca, así que comienzo a trotar para coger a mis compañeros. Nos reagrupamos en el refugio, salvo Paco, que se adelanta para esperarnos en la primera chimenea. Según avanzamos hacia el collado de Suzón escuchamos voces y hay helicópteros sobrevolando la zona. Parece que hoy hay rescate en la cara norte. Alcanzamos el collado de Suzón y avanzamos ahora por la vertiente sur del Midi. Es importante no confundirse en la subida a las chimeneas porque iríamos directos a un prisma de rocas del que sería delicado progresar.
Primera chimenea

Alejandro sube el primero y los demás le seguimos, pero no parece que le hayamos cogido el truqui. La piedra está bien, aunque un poco lavada. Yo trago saliva. Alejandro nos tira la cuerda y nos va a asegurar. ¡Cuerda Va!. Paco y yo estamos en una canal en la que casi no hay espacio para poner los pies. Llega mi turno y me hace el ocho doble en el arnés. Este nudo es muy fácil, ya te lo expliqué ayer. –Pues debería de haber estado practicando toda la noche, así hubiera aprovechado el tiempo, porque apenas he podido dormir. 
Ya asegurado subo más tranquilo. Unos franceses estaban delante nuestro y al muchacho le tuve que empujar desde atrás, ya que estaba bloqueado mentalmente. Te voy a empujar desde el pompis, ¿vale? . –Si, si, no hay problema.
Después subió la chica, que no llegaba bien con los pies al siguiente agarre. Ejem, ¿te ayudo?, Sí por favor. Fue suficiente con sujetarle los pies. Incluso en situaciones comprometidas siempre se está pensando en lo mismo…
Solventada la primera chimenea y con la estima bien alta continuamos hacia la segunda.

Asegurando al personal

Alejandro volvió a asegurarnos y en esta ocasión subí de los primeros. Ha montado la reunión en una roca y recoge y da cuerda con una maestría que me sorprende. Jorge y Alejandro no paran de hacer chascarrillos. Izaskun se queja del poco agarre de las zapatillas, pero aquí todo el mundo sube fenomenal. Tomamos unas barritas y continuamos hacia arriba. Ya sólo queda la última chimenea. Se oyen voces desde más arriba… Ese casco yo lo conozco (por el verde fosfo de Izaskun)… Coño, si es el Pelos… Encuentro con varios miembros del club Pirineos que estaban de salida ese día.
-Vamos muy lentos porque no tienen mucha experiencia, así que vamos a tardar 12 horas, pero hay que ir con seguridad, dice El Pelos.
¿Estos quienes son? (preguntando por nosotros).
-Son de la sección de esquí de travesía.. bueno, estos le dan a todo…
Seguimos subiendo y finalmente en la tercera chimenea vamos pasando de derecha a izquierda y conseguimos subir sin cuerda. Ahora ya sólo queda llegar a la cumbre, pero todavía queda un buen trozo. Gel, trago de agua y para adelante.

Ya en la antecima me encuentro a todo el mundo parado. ¿Qué pasa? -Os estamos esperando a Izaskun y a ti para que coronéis los primeros. Nosotros ya hemos subido en otras ocasiones, así que tenéis preferencia…
Pero que coño….. ¡IMPRESIONANTE DETALLE! Siempre hay que aprender algo, no tengo palabras. ¡Estos tíos son unos PUTOS CRACKS!
Las vistas, la sensación, la compañía… y lo que nos quedaba de bajada , hacen de la estancia en la cumbre un momento que por mucho tiempo que se esté, siempre se hace corto.
The Boss y el Calimero

-¡Vámonos que me estoy quedando helado! Dice Paco “The boss”.
-Pues ale, p’abajo.

La bajada tiene su miga. Para evitar perder las referencias, pongo en el gps el mapa, para deshacer el camino de subida y llegar al punto de reunión en la tercera chimenea.
En este punto, destrepamos lo subido y llegamos a la segunda chimenea, donde vamos a montar el rápel . Con tanto destrepe y giros, la cabeza me da un poco de vueltas, pero se me pasa en cinco minutos.
El rápel es un momento agradable. Alejandro vuelve a montar todo el tinglado y le prepara a Izaskun un nudo autoblocante aparte del ocho de descenso.
-Esto es un machard, me dice Paco. Hay muchos sistemas para descender, pero con el ocho es suficiente para este pequeño rápel… SIEMPRE QUE NO SUELTES LA MANO DERECHA…QUE NO SE TE OLVIDE.
En unos minutos me encuentro rapelando. La última vez fue en la norte del Perdido, hace más de diez años.
A ver, que ahora hay que recoger la cuerda y llevarla. Ok, ya cojo la indirecta. Después del siguiente rápel, la llevo yo. Que menos que contribuir después de ser el pardillo del grupo
Con la emoción de la crónica se me olvidaba que en este rápel apareció el trío de franceses con el que coincidimos a la subida, salvo que en este caso el que guiaba el grupo debería de tener un poco de prisa, por lo que nos tocó las narices en los últimos destrepes. Montó el rápel en la misma reunión y encima cruzó su cuerda con la nuestra. Todo esto sin mediar palabra alguna y sabiendo que hablábamos francés. Encima tuvimos que animar a uno de ellos que se quedó absolutamente blocado en el rápel y recogerle la cuerda. Fiche le camp, conard!!
Afortunadamente en el segundo y último rápel no había rastro de ellos y pudimos disfrutar de esta bajadita, que tenía un paso bastante más aéreo pero que lo hicimos en un santiamén.
¿Quién era el de la cuerda? Se oye por ahí
Como lo prometido es deuda, ahora llevo la cuerda hasta el coche… 65 metros de nada…. Que pesan un huevo! Si me dan esto de salida me hubieran matao!
La vuelta se hace sin paradas y a todo tren. Yo tenía pensado hacerlo corriendo pero el peso de la mochila era inversamente proporcional al aguante de mis rodillas, así que me tuve que conformar con andar a todo lo que daba. Ya en el refugio me quité el casco y tomé un sorbo de agua. La luz del día ha cambiado totalmente con respecto a la mañana, y el paisaje es fantástico. Me digo a mí mismo que tengo que volver el año que viene para hacer la vuelta al Midi, bien corriendo, o bien andando para enlazar con unos lagos que se divisaban desde la cumbre. 

El Midi al atardecer
 
Ya en el aparcamiento, mis compañeros de fatigas ya se han cambiado de ropa. Recogemos todo y fuimos a celebrar el final de excursión como se merece.
Desconozco el nombre del bar, pero los que estaban en la mesa de al lado se estaban comiendo un pollo asado que la próxima vez no tengo intención de perderme. No había mucho tiempo, porque tenía que regresar a Zaragoza a coger el tren, así que después de una buena cerveza Paco y yo nos despedimos de todos. Hasta la próxima….. porque sin ninguna duda habrá más ocasiones con este fantástico grupo.



domingo, 11 de septiembre de 2011

MIDI D'OSSAU. 2884 m (III). EL VIDEO


Ascensión al Midi d´Ossau 2884m - Agosto 2011 from Producciones El Tinajo on Vimeo.

Este fantástico video necesita un post para el solito. Sigo trabajando en la crónica como "guarnición" de semejante chuletón.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

MIDI D'OSSAU. 2884 m (II). Cocinando una ascensión


Julio 2011.Extracto de una conversación telefónica Madrid-Zaragoza

F: ¿Paco? Soy Faljau
P: -Hombre, cuánto tiempo, ¿Qué te cuentas?
F:-Te llamo para ver si me puedes subir al Aneto ya que conoces bien la subida.No lo tengo todavía en mi lista.
P: -¿El Aneto? Claro, lo he subido muchas veces. Para cuando
F:-Pues la semana que viene o la siguiente.
P:-¿Ahora en verano? Es una romería y la subida es un auténtico C***zo.
P:-Hay otros picos más interesantes que el Aneto.
F:-También tengo pendiente el Perdiguero.
P:-Todos esos picos son para hacerlos en invierno, porque las pedreras ahora son tremendas.
F: -Bueno entonces que propones, excepto los Infiernos…. Que te conozco y en la última nuestro colega Carlos bajó reventado.
P:Pues no se… ¿qué te parece el Midi?. Hace no mucho estuve por allí y es muy bonito y alpino.
F: Por mí de acuerdo, pero ¿qué pasa con los pasos delicados que hay?
P: Sin problema, se sube asegurado y un par de tramos de las bajadas se hace un pequeño rápel.
F: Del tema cuerdas , mosquetones y demás te encargas tú porque yo no tengo nada. Hace años que no hago rápel y todo el material era del club.
P: No te preocupes, ¿ pero vas a venir de verdad?, porque dices que vienes y luego te rajas.
F:-que sí, hombre qué fin de semana te viene bien…. ¿el del 27 y 28?
P: De acuerdo.
Días más tarde:
F: ¿Paco?, ya tengo arnés y casco propio. (www.rinconalpino.com)¿Todo sigue adelante? Esta tarde saco los billetes de tren.
P: Si, precisamente estoy ahora mismo revisando el material. No te preocupes, quedamos el sábado por la tarde. He estado hablando con Manolo (http://www.libreriadesnivel.com/autores/manuel-lopez-sarrion/4169/). La pena es que acaba de hacer este fin de semana el Midi, así que no puede acompañarnos.
F: Yo llegaré en el AVE el viernes y el sábado te doy un toque.
P: OK

Este hombre va a organizar la mundial, pensé. No me quedaba ninguna duda de que tendríamos compañía de lujo.
Hace que no me pongo un Arnés más de 10 años, pero siempre quise subir al Midi, las referencias son inmejorables. (Ya tienes una cierta edad, Faljau, para meterte en estos berenjenales… ¡te vas a cagar Mari Puri!)
Entre mis fotos favoritas del Pirineo tengo bien grabado las vistas desde los Ibones de Anayet. Otras excursiones que también tengo pendientes, junto con parte de la transpirenaica, son la Pata negra, el Perdiguero, el Aneto , la ruta de los baños franceses, la travesía de los tres refugios.. etc. ( Tú sigue aumentando la lista, que ya veremos si te dejan , o si tienes los atributos necesarios, por mucho que escribas en este blog bla bla bla…)

Oigo una voz en off por ahí: Oye, que estoy federado (Y qué pasa,¿ tener el carnet te da el conocimiento y las destrezas?)

Continuará….

martes, 6 de septiembre de 2011

Camino Primitivo. 4ª etapa TINEO-POLA DE ALLANDE 35 km. 14-05-2011


Sin duda ninguna, una de las mejores etapas del camino, ya que estuve fenomenalmente acompañado por Hans  y Magali. Lo que inicialmente parecía que iba a ser una jornada muy castigada por la lluvia y el mal tiempo, se convirtió en  una larga marcha no exenta de dificultad, pero compensada sobradamente por las suaves temperaturas, el paisaje y el estupendo final de jornada con una suculenta cena
A las 8 de la mañana nos encontrábamos preparados para comenzar la caminata, con final incierto, puesto que había estado toda la noche lloviendo y no había parado prácticamente en ningun momento. Mientras tomábamos el desayuno, la previsión  era  muy mala, pero es lo que tocaba, así que enfundamos nuestras mochiclas con protectores de lluvia y comenzamos a caminar con algo más que « orbayu », una suiza, un alemán y un español
*****************************************************************************
Off-topic . El Chiste del Suizo, el Alemán y el español...
Esto es un español, un alemán y un suizo que están en una terraza tomando un café y de repente dice el suizo: mira ese de la mesa de al lado es Jesucristo. Anda ya, cómo va a ser ese Jesucristo? Se levanta el suizo y va para le mesa de Jesucristo y le dice: tú eres Jesucristo, ¿verdad? y le dice Jesús: sí, pero no se lo digas a nadie. El Suizo extasiado le comenta: por qué no me tocas la rodilla y me la curas que la tengo fastidada desde hace años. Y Jesús le toca y le cura. El suizo rápidamente se va a su mesa a contarles al alemán y al español lo que ha pasado. Se levanta rápido el alemán y le dice a Jesús: por favor cúrame la espalda, y Jesús se la toca y le cura al instante. Total que el alemán se va para su mesa. Jesús tranquilamente piensa: ya verás lo que tarda en venir ahora el español. Y nada, el español que no iba y que no iba y que no iba. Se levanta Jesús hacia la mesa de los tres y le pone la mano en el hombro al español para preguntarle por qué no había ido a pedirle algo y dice el español: cheeeeee, sin tocar. Que estoy de baja.   ¡ jaaaa jaa jaa jaa ja ja ja !
************************************************************************************
Salimos de Tineo y coincidimos con varios grupos más de peregrinos. Pronto comienza una subidita « de las típicas », una más de tantas en las que ni nos preocupamos de cuanto queda o  que es lo que viene a continuación. Pasado el alto de Piedratecha y siempre manteniendo el paso lo más cerca posible de la carretera para evitar el barro, nos desviamos por un sendero que desciende hacia el Monasterio de Obona. Obviamos la visita al monasterio, que se encuentra en ruinas, ya que nos ahorra casi dos kilómetros, aparte del correspondiente barrizal. Vamos enfilados hacia Borres, dónde gran parte de peregrinos terminarán la etapa del día.
Hans & Magali

Continúa lloviendo pero ya más débilmente. El aire sacude mi capa, que flambea bastante, así que tengo que sujertarla desde el interior.
Los kilómetros van pasando,y a unos 15 km aproximadamente desde Tineo, llegamos a Campiello. Todavía no es mediodía y decidimos comer algo allí y continuar hasta Pola de Allande. Doble etapa para hoy teniendo en cuenta las guías peregrinas.
Tomamos el « brunch » en Casa Ricardo y nos abastecemos de algún tentenpié para el resto del día. Sellamos nuestras credenciales. Yo utilizaba un cuaderno -¿esto que es ?- ¿quiere una credencial oficial ?  - ¡Hombre !, si es tan amable…
Una vez en ruta, ahora con las capas ya guardadas, proseguimos la marcha con la duda de si seremos capaces de finalizar la etapa…    Pues terminar,terminaremos. Pasamos por Borres, y unos kilómetros más adelante vemos el desvío para hacer la variante de los Hospitales.
Desvío a Hospitales

Ese era el itinerario que tenía previsto inicialmente, pero las condiciones climatológicas no eran nada buenas aparte de no haber ningún tipo de alojamiento.
-No va a poder ver nada, todo está cubierto, me dijo un lugareño.
-No pasa nada, me dije, para la próxima ocasión (¿habrá una próxima ? quien sabe.)
Seguimos nuestra marcha y vemos que ha habido obras en las carreteras. Han ensanchado las vías pero ahora permanecen sin asfaltar hasta que haya presupuesto suficiente. Nos confunde un poco el camino a seguir en comparación con el track del gps, pero finalmente nos damos cuenta que las carreteras en obras nos facilitan mucho la marcha y nos evitan el barro.
En Porciles nos detenemos en un bar que hay en lo alto de un puerto. Acabo de hacer mis primeros cien km del camino y eso merece una celebración, así que hacemos un pequeño receso y los propietarios del bar nos recomiendan un hotel en Pola de Allande. « Allí hicieron mis hijos la primera comunión. La comida es excelente ». Tomamos nota y proseguimos la marcha. En el alto de Lavadoira y según mis notas, elegimos continuar por carretera. Nuestros pies están bastante tocados y la jornada ha sido largísima. De bajada, el que pensábamos que iba en peor estado, Hans, da un acelerón y aviva la marcha.
¿Cuánto nos queda ? pues unos siete kilómetros, algo más de una hora. A ver si llegamos a tiempo para la cena. Hans parece cada vez andar más rápido y ya le perdemos de vista…
Acelerón final

Dóonde vaaaas ? where are you going so fast…. ?  allons-y alors ! la llegada a Pola de Allande la hacemos a paso muy rápido. Oye, no se cuántas ampollas debo de tener. –Ya lo veremos cuando nos quitemos el calzado. Miedo me da JAJAJA !  . El gps marca 35 km recorridos
Preguntamos por el Hotel que nos habían recomendado y nos dicen que no vayamos, que no tienen apenas habitaciones y que La Allandesa es mucho mejor. Le damos las gracias al lugareño y después « de deliberar » decidimos quedarnos dónde nos habían recomendado inicialmente.
Buenas, ¿tienen habitación ? Sólo queda una individual. ¿ Y no nos puede dejar dobles para uso individual ? Porque a las 6 :30  de la tarde si no la tiene ocupada, ya no va a venir nadie..
-Un momento que lo tengo que consultar…..
Minutos más tarde estábamos en nuestras habitaciones, que por cierto eran totalmente nuevas y con una decoración que ya quisieran  algunos hoteles de la capital.
Tiempo justo para hacer la colada, asearse y bajar a cenar.
Las zapatillas aguantaron perfectamente. El aislante debió de quedarse en casa.

-A las 8 estábamos preparados para la cena, que tardó un poco en llegar. En las mesas contiguas estaban varias parejas de señoras jugando a las cartas.
Pedimos menú especial, había que recuperar fuerzas y al día siguiente esperaba la subida al puerto del Palo, así que después de la tertulia nos fuimos a dormir, que buena falta nos hacía.
-¿a qué hora mañana ? 7 :30 u 8 :00 ?
-Vamos a preguntar a que hora abren el bar
-¿Qué mañana domingo no abren hasta las 10 ? ¿Pues que hacemos entonces ?
-El director del hotel nos dice que dejemos la llave en recepción y que nos vayamos a desayunar « a la competencia ».
-¿Usted cree que podemos llegar mañana a Grandas de Salime ?
-Pues se puede hacer, pero es una gran paliza y os va a llevar todo el día.
-¿Nos puede recomendar algún sitio para dormir allí ?
-precisamente acaban de abrir hace muy poco un hotel nuevo al lado del embalse. Os voy a dar unas tarjetas.
Quien nos iba a decir que con aquella tarjeta íbamos a pasar el momento más alucinante de todo el Camino, pero eso es otra historia…
Llegada a Pola de Allande

Track