Plaza Mayor de Riaza Julio 2012

Seguidores

jueves, 11 de agosto de 2011

Subida al monte Zopegado desde Riaza.


El monte Zopegado (1942 m) forma parte de la cuerda montañosa que puede observarse desde la población de Riaza. Es el cerro que tiene a sus pies el pequeño pueblo de Riofrío de Riaza y es punto de paso si queremos acceder al pico Buitrera (2.045 m )desde esta población, siendo una ruta muy poco transitada y conocida.

Partiendo desde Riaza y siguiendo el comienzo de la carrera de los molinos (track) alcanzamos por senderos el pueblo de Riofrío, luego hay que buscar un camino que deja la población y que se transforma en sendero y que nos dirige hacia el ascenso, que nos va a llevar algo más de una hora, dependiendo del calor y de nuestro estado de forma.
subida y penitentes de piedra

El punto más alto de este cerro se encuentra progresando hacia nuestra izquierda, evitando una cumbre que surge enfrente nuestro, pero que no es la cima que buscamos, aunque nos de esa impresión.
Una vez arriba podemos divisar el cordal que continúa hacia nuestra derecha y que termina en el puerto de Quesera. El Pico Buitrera está muy accesible pero aunque es pleno mes de agosto y el sol está en su cenit, hace bastante frío. La sensación térmica es baja y el viento sopla con fuerza, así que desestimada la subida al Buitrera, giramos hacia nuestra izquierda y buscamos la bajada a Martín Muñoz de Ayllón.
La pista-cortafuegos tiene una pendiente considerable y el viento nos sacude con fuerza.
Toca abrigarse y apretarse bien las zapatillas para descender trotando, aprovechando que no es un descenso excesivamente técnico, pero la pendiente nos hace estar muy atentos para no cometer errores. En las proximidades del pueblo hay que cruzar el río y hay ganado bovino custodiado por mastines que salen “a recibirme”. Gulps!! Tomo dos piedras grandes, una en cada mano y me quedo inmóvil. Los mastines son jovencitos y parecen comprender que alguien en pantalón corto y con un cortavientos amarillo eléctrico no se va a llevar ninguna oveja, pero no paran de ladrar. Después “de una breve conversación”, continúo ya hacia el pueblo en compañía de “los lindos perritos” que un poco más tarde se dan la vuelta. Aparece entonces el pastor, que me ve con los pedruscos en la mano. Le pregunto si puedo atajar para no pasar por el pueblo, pero me recomienda continuar para no atravesar a la trocha ningún campo de cultivo
Iglesia en Martín-Muñoz

Una vez llegado al pueblo, vemos la Iglesia y tomamos elcamino que sale a su izquierda. Un poco más adelante hay que continuar colindando un campo arado y vemos indicaciones que nos indican el camino hacia la Ermita de Hontanares, que está a unos 4 km. Luego se continúa la subida a través de un bosque cuyo sendero ha sido limpiado, quizás debido a la organización de la Riaza b-pro maraton (prueba btt), porque ahora es perfectamente ciclable. Al finalizar el bosque, se accede a través de una puerta de ganado a la zona denominada Peñas Llanas, dónde hay un mirador excepcional de todo el Valle de Riaza .
Fuente en el área recreativa

Ahora el firme es de asfalto hasta la Ermita de Hontanares, pero antes hacemos un alto en el camino en una fuente para refrescarnos y tomarnos un gel. Sólo restan unos 6 km hasta Riaza, dónde acaba la excursión después de 24 km ,seis horas de marcha y 1.500 metros de subida acumulada.
Publicar un comentario